Eficiencia Energética en Calefacción

Volver a página principal

viñeta Medidas de Bajo Costo

Aislación de de Ventanas

viñeta Burletes y Ventanas 1
viñeta Burletes y Ventanas 2
viñeta Burletes y Ventanas 3
viñeta Tipos de Burletes
viñeta Burletes Puertas y Ventanas 3 Sodimax
viñeta Aislamiento Casero de Ventanas Correderas
viñeta AISLAR VENTANAS con PLÁSTICO de BURBUJAS 1
viñeta AISLAR VENTANAS con PLÁSTICO de BURBUJAS 2
viñeta AISLAR VENTANAS con PLÁSTICO

 

.

 

Medidas de racionalización de bajo costo - Ahorro en Calefacción

 

Las mejoras en el diseño de una vivienda, la adecuada aislación térmica de la envolvente, etc. son cruciales para una reducción apreciable de los consumos de energía para su acondicionamiento térmico. Sin embargo, en una vivienda ya construida, estas mejoras nos siempre son posibles, tanto por altos costos y el tiempo que insume realizarlas.

La experiencia con auditorias de viviendas en Argentina  y en otros lugares, muestra que es posible realizar reducciones importantes en consumo de energía para el acondicionamiento térmico de una vivienda, mejorando las condiciones de confort de sus habitantes, con medidas de racionalización y eficiencia de bajo costo.

Estas medidas pueden aportar ahorros de energía en calefacción y refrigeración, que típicamente pueden ir del 30% al 60% del consumo en estos usos. Las siguientes sugerencias seguramente ayudarán a ahorrar energía, dinero y mantener un ambiente confortable durante el invierno. Algunos consejos se pueden utilizar a diario y otras son acciones sencillas y económicas.

 

viñeta

·        Racionalización, la mejor gestión y uso de la calefacción. Es primordial “el uso racional y eficiente de la energía”, sin esta base puede carecer de importancia todas las modificaciones que se realicen y llegar a ser mínimos los ahorros de energía.

viñeta

·        Evitar las infiltraciones de aire, por ejemplo, alrededor de puertas, ventanas, taparollo, luces empotradas, a lo largo del zócalo o el borde del piso.

viñeta

·        No sobrecalefaccionar la vivienda, calefaccionar a una temperatura ambiente de 18°C o a lo sumo 20 °C en invierno. Usar termostato o un termómetro para controlar la temperatura de la vivienda.

viñeta

·        Calefaccionar un par de horas antes de ir a dormir y apagar o bajar la temperatura a la noche. Es ineficiente y costoso calentar toda la casa durante toda la noche y muchas veces peligroso. A la mañana, también calefaccionar solo un par de horas.

viñeta Calefaccionar lugares necesarios. Calefaccionar sólo aquellos ambientes donde haya gente, no calefaccionar toda la vivienda.
viñeta

·        Utilizar ropa adecuada. Usar suéter o pulóver en invierno y medias de lana.

viñeta

·        Usar frazada/manta.  Utilizar frazada de polar o similar. Usar una o más frazadas y ajustarlas bien en el colchón (costados y en la zona de los pies). También se puede usar frazada eléctrica o manta gruesa de duvet o de fibras sintéticas.

viñeta

·        Usar pijamas y sábanas abrigadas, como por ejemplo pijama de franela y sábanas de franela.

viñeta

·        El cuerpo humano desprende calor. Un ser humano genera una potencia de aproximadamente 100W. Acurrucarse con su pareja, perro o gato.

viñeta

·        No abrir ventanas para bajar la temperatura.

viñeta

·        Apagar el piloto del calefactor a gas cuando no se use.

viñeta

·        Utilizar artefactos de clase de eficiencia energética A o superior.

·        Si fuese necesario, algunas ventanas que no se abren frecuentemente en invierno, se pueden sellar con una folia de polietileno transparente y cinta de carpintero por el invierno. De este modo se logra el mismo efecto de una ventana de doble vidrio, pero a un costo muy bajo.

·        Apagar los pilotos de los calefactores a gas cuando no se usen.

·        Invertir ventilador. En invierno, invertir el ventilador para que funcione en sentido horario (o simplemente encenderlo a mínimo), para que fuerce el aire caliente que se encuentra en el techo hacia abajo, que es donde están las personas. Es frecuente que los edificios y vivienda tengan un gradiente térmico muy importante, empleando casi toda la energía para calefaccionar los techos, mientras las zonas bajas están frías.

·        Utilizar artefactos de clase de eficiencia energética A o superior.

 

 

 

 

Volver a página principal